miércoles, 25 de mayo de 2016

Si Muove 11, la revista del Planetario, ya está en línea!


Ya está en línea Si Muove Nº 11, la Revista de divulgación científica realizada en el Planetario de Bs. As.

Artículos de este número

• Un Scalextric en el sitema solar
• El Grito de Munch
• La química del universo
• Arte callejero
• La Estación Espacial Internacional
• New Horizons llegó a Plutón
• Actividades institucionales
• Eclipse total de Luna
• Conjunción Venus-Júpiter
• Cráteres de impacto en la Argentina

lunes, 23 de mayo de 2016

Bert, Ernie y Big Bird

IceCube ha detectado los neutrinos de más alta energía jamás registrados, con energías que llegan por encima de 2 PeV. De izquierda a derecha, Bert, Ernie y Big Bird, con energías de 1.0, 1.1 y 2.2 PeV respectivamente. Crédito: Colaboración IceCube; NSF; Universidad de Wisconsin

El universo está poblado por partículas casi sin masa, eléctricamente neutras llamadas neutrinos. La existencia de estas partículas fue sugerida o postulada por primera vez por Wolfgang Pauli en 1930, en un intento desesperado para explicar algunas propiedades poco comunes observadas en la desintegración radiactiva (específicamente en la desintegración beta), pero no se pudo confirmar experimentalmente hasta 1956 (experimento del neutrino de Cowan y Reines). Los neutrinos son producidos por los procesos atómicos de alta energía asociados con el nacimiento del Universo, las estrellas en explosión, las erupciones de agujeros negros, y, tal vez, la aniquilación de materia oscura. Los neutrinos raramente interactúan con la materia (unos 100 trillones de neutrinos pasan a través de nosotros cada segundo, sin que lo notemos), y debido a esto, ellos sirven como los mensajeros más directos de los procesos cósmicos de alta energía.

Sin embargo, esta misma característica hace que los neutrinos sean extremadamente difíciles de observar, requiriendo detectores de enorme tamaño. Un fascinante experimento de neutrinos llamado IceCube (Observatorio de neutrinos del polo Sur) utiliza cadenas de detectores suspendidos en un kilómetro cúbico de la capa de hielo de la Antártida para detectar las raras interacciones de los neutrinos de muy alta energía con las moléculas de agua en el hielo. La imagen de arriba muestra la detección de cadenas de detectores de IceCube de los tres neutrinos cósmicos de más alta energía hasta ahora observados. Estos tres neutrinos cósmicos, de izquierda a derecha, son llamados arbitrariamente "Bert, Ernie, y Big Bird", los conocidos personajes de Plaza Sésamo. Nadie está seguro todavía de qué produce estos tres neutrinos, pero los astrónomos sospechan de potentes erupciones de agujeros negros supermasivos en blazares, un tipo de galaxia muy activa, como una posible fuente. ¿Cuándo encontraremos a Elmo?

Fuente: Bert, Ernie and Big Bird, HEASARC

Más información: Research Highlights, Neutrino Astronomy. IceCube.

viernes, 20 de mayo de 2016

La importancia de llamarse Galaxia de Andrómeda


La galaxia de Andrómeda, pequeña, tenue, con aspecto de nebulosa, es visible a simple vista como un objeto de cuarta magnitud, así que los primeros avistajes se pierden en la noche de los tiempos pretelescópicos. Hasta el siglo veinte era considerada como una nebulosa más. Y si bien hasta finales del siglo 19 pasó casi desapercibida, en 1885 comenzaría a convertirse en protagonista decisiva de nuestro conocimiento del Universo y de nuestra ubicación más allá de nuestra galaxia. Esta es su historia abreviada desde los primeros registros que se hicieron de ella.

Texto por José Alejandro Tropea para Universo a la vista.

miércoles, 18 de mayo de 2016

¿Qué está haciendo olas?

Crédito: NASA/Bernard J. Kelly (Goddard and Univ. of Maryland Baltimore County), Chris Henze (Ames) y Tim Sandstrom (CSC Government Solutions LLC)

La primera detección directa de ondas gravitacionales fue realizada por el Interferómetro Láser del Observatorio de Ondas Gravitacionales (LIGO) el 14 de septiembre de 2015 a las 05:51 am hora del este (09:51 GMT). La señal recibida por los observatorios gemelos de LIGO se correspondía con la distorsión temporal del espacio-tiempo predicha por la teoría de la relatividad general de Einstein para la colisión y fusión de dos agujeros negros masivos. Los astrofísicos no están seguros de que este tipo de eventos pueda producir cualquier otro tipo de señal. ¿La fusión de dos agujeros negros, por ejemplo, genera algún tipo de radiación electromagnética de alta energía? ¿O cualquier otro tipo de radiación electromagnética, para el caso? ¿O es que las supernovas u otras explosiones astronómicas como las explosiones de rayos gamma, detectadas hasta ahora únicamente a través de sus firmas electromagnéticas, producen ondas gravitacionales detectables? La respuesta a estas preguntas es difícil, requiere la detección simultánea de dos señales próximas: tanto de la señal de ondas gravitacionales como de la señal electromagnética. El telescopio espacial de rayos gamma Fermi ofrece quizás la mejor herramienta que tienen los astrónomos para detectar la radiación de alta energía a partir de los acontecimientos de ondas gravitacionales. Esto se debe a que la visión de rayos gamma de Fermi monitorea casi todo el cielo al mismo tiempo, por lo que Fermi tiene una buena oportunidad de detectar un destello de rayos gamma asociado con cualquier onda gravitacional detectada por LIGO desde casi cualquier lugar en el cielo. Es muy interesante que Fermi puede haber detectado una señal de rayos gama de la fuente GW de LIGO. Menos de la mitad de un segundo después de que LIGO detectara el evento GW el 14 de septiembre de 2015, el Monitor de estallidos de Rayos Gamma de Fermi detectó una breve ráfaga, débil, de rayos gamma de la misma parte del cielo.

Fuente: HEASARC, NASA.

martes, 10 de mayo de 2016

Agenda: “Ruta de las estrellas: el viaje de Próxima Sur”


Representantes del grupo Próxima Sur vienen al club a contar y mostrar su experiencia por los grandes observatorios de Chile.
La cita es este sábado 14 de mayo a las 18.30 en el Club de Astronomía Ing. Félix Aguilar (CAIFA )
Avellaneda 1541 - Florida, Vicente López

Trueque cósmico: El intercambio Sol - Cometa

Crédito: NASA / CXC / Univ. de la TC / B.Snios et al, óptica:. Damian Peach; DSS.

Los cometas son grandes bolas de "hielo sucio" que llegan periódicamente desde el espacio profundo. Las tan exquisitas como espectaculares observaciones realizadas por la misión Rosetta y por su módulo de aterrizaje Philae, y otras observaciones espaciales o basadas en tierra, han revolucionado nuestra comprensión de la composición de los cometas, sus características de superficie, sus variables atmósferas de gas y polvo, y los papeles que han desempeñado en traer agua (y tal vez incluso la vida) a la Tierra.

Las observaciones de cometas también pueden ser usadas para investigar cómo el viento solar ayuda a dar forma al ambiente del espacio interplanetario. Las observaciones con el satélite de rayos X ROSAT ( ROentgen SATellite) en la década de 1990 mostraron que estos cuerpos congelados producen emisión de rayos X, y que estos rayos X surgen a partir del intercambio de electrones entre el material cometario frío y los átomos del viento solar que han perdido casi la totalidad de sus electrones.

En este proceso, conocido como "intercambio de carga", los átomos del viento solar cargados positivamente ganan electrones de los átomos de gas neutro frío que salen del cometa. A medida que estos electrones capturados se mueven saltando de órbitas atómicas de alta energía hacia órbitas de menor energía, son emitidos los fotones de rayos X. La imagen de arriba muestra la emisión de rayos X desde dos diferentes cometas como se ve por el Observatorio de rayos X Chandra. El cometa de la izquierda tiene una atmósfera, o coma, rica en gas, y también muestra una coma de rayos X bien desarrollada; el cometa de la derecha tiene una coma rica en polvo, y muestra una coma de rayos X difusa y uniforme.

El análisis detallado de la emisión de rayos X de los cometas permite a los astrónomos determinar la composición del viento solar en diferentes momentos y lugares, y también revela un misterioso brillo de rayos X de baja energía asociado a cada cometa.

Traducción libre de "The Sun-Comet Exchange", HEASARC, NASA.
Otra referencia en Observatorio de rayos X Chandra: Comets ISON & PanSTARRS: Comets in the "X"-Treme

Acerca del MIT PUPPY LAB, el Laboratorio de perritos del Instituto Tecnológico de Massachusetts


La misión en este labotarorio del MIT es aprovechar los efectos, científicamente probados, de la interacción animal, para aliviar el estrés y para mejorar el estado de salud mental de la comunidad y su bienestar. El objetivo es proporcionar una vía para que los miembros de la comunidad puedan conectarse fuera de la escuela y el trabajo, con el amor canino incondicional para catalizar relaciones profundas y duraderas.


El MIT PUPPY LAB (Laboratorio de perritos del MIT) es una iniciativa dirigida por los estudiantes que recibió una subvención del Fondo de innovación MIT Mente+Mano+Corazón en el otoño de 2015. Se identifican los miembros de la comunidad que deseen compartir sus queridos perros con otros para el beneficio de muchos. En asociación con el Dog B.O.N.E.S de Massachusetts, ofrecen talleres especiales con homologación de terapia canina a estos equipos, y reunirlos con regularidad en el corazón del campus para cualquier persona que lo visite. Los equipos también están disponibles para eventos especiales, tales como el recreo y las peticiones individuales. También están estudiando la forma de cuantificar los efectos terapéuticos de la interacción con los animales, y cómo hacer que el PUPPY LAB, sea tanto más inclusiva como interactivo en el futuro.

Fotos, crédito: MIT PUPPY LAB

Más información: en el sitio del MIT PUPPY LAB
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...